En cadena nacional, el dictador venezolano aseguró que el Carvativir es efectivo contra el virus. Esta es la primera vez que se nombra el desarrollo y, hasta el momento, no se difundió ningún estudio científico

El dictador de Venezuela, Nicolás Maduro, presentó este domingo unas gotas que calificó como “milagrosas” y que, aseguró, neutralizan la covid-19 en un 100 % al usarlas cada cuatro horas. Esta es la primera vez que se nombra el medicamento Carvativir y no hay ningún estudio científico publicado sobre él.

“Habiendo recibido el permiso sanitario oficial del país, puedo presentar la medicina que neutraliza el 100 % del coronavirus, el Carvativir, mejor conocido como las gotitas milagrosas de José Gregorio Hernández”, dijo Maduro durante una alocución televisada en la que ofreció un balance sobre la pandemia en Venezuela.

Este tratamiento, explicó, “es producto de varios estudios clínicos, científicos y biológicos que se extendieron durante nueve meses e incluyeron experimentación en enfermos, moderados y graves, que, siempre según el mandatario, se recuperaron de la enfermedad gracias a estas gotas”.

“Diez gotitas debajo de la lengua, cada cuatro horas, y el milagro se hace, es un poderoso antiviral, muy poderoso que neutraliza el coronavirus”, insistió Maduropara luego señalar que todo lo relacionado con este producto “se va a publicar en revistas internacionales”.

El Carvativir, prosiguió, es una medicina “totalmente inocua”, pues “no tiene ningún efecto secundario ni negativo”, o al menos así lo demuestran, dijo, los “experimentos masivos” que se hicieron en Venezuela.Fotografía cedida hoy por la oficina de Prensa del Palacio de Miraflores que muestra al presidente venezolano Nicolás Maduro mientras muestra un frasco de Carvativir, en Caracas (Venezuela). EFE/PRENSA MIRAFLORES

Fotografía cedida hoy por la oficina de Prensa del Palacio de Miraflores que muestra al presidente venezolano Nicolás Maduro mientras muestra un frasco de Carvativir, en Caracas (Venezuela). EFE/PRENSA MIRAFLORES

“Tengo esta semana una reunión con todas las autoridades de Salud del país y vamos a establecer el sistema de distribución directa para que todos los Centros de Diagnóstico Integral, todos los hospitales y todos los ambulatorios tengan el Carvativir por cientos. Ha demostrado una efectividad tremenda”, aseveró.

Maduro no quiso revelar la identidad del científico principal que está detrás de la creación de las gotas. Pero aseguró que se trata de “una mente brillante” y que por el momento “lo protegerán”.

Además, Maduro prometió exportar miles de dosis de Carvativir a los países que junto a Venezuela integran el bloque ALBA-TCP (Cuba, Nicaragua, Bolivia, Haití y otras naciones caribeñas) y comercializarlo con otros países con los que mantiene una “relación estratégica”, aunque no mencionó ninguno.

Añadió que la vicepresidenta chavista, Delcy Rodríguez, entregará toda la información al director de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, “para que conozca y certifique este poderoso antiviral”.

Maduro llama al Carvativir “gotas milagrosas” en alusión al médico venezolano José Gregorio Hernández (1864-1919), que es considerado venerable por la Iglesia Católica y será beatificado este año, luego de que el papa Francisco aprobase un milagro que se le atribuye a este galeno.

El dictador, además, ratificó que a mediados de abril comenzará en Venezuela la vacunación masiva contra el coronavirus y prometió que en los próximos días se habilitará el puente aéreo con Rusia para recibir 10 millones de la Sputnik V. Dijo asimismo que su régimen tiene buenas ofertas de vacunas y que está en conversaciones para que al país también lleguen más dosis desarrolladas por otras compañías.

También anunció que a partir de este lunes comenzará una semana de flexibilización, como parte del modelo del régimen para frenar el avance de la pandemia, el método 7+7, con una semana de restricciones y otra de apertura económica. “Estamos rodeados por Colombia y Brasil, países que tienen incontrolados el virus. Entonces nosotros siempre tenemos que estar renovando los métodos de control. Hay que combinar la cuarentena radical con los periodos de flexibilización. Sin lugar a dudas, es así el método”, dijo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *