El dictador venezolano ha intentado en repetidas ocasiones vincular al país limítrofe con el aumento de casos de la enfermedad, cuyo origen se ha trazado a China. En contraste, el presidente Iván Duque ha asegurado que la gestión del régimen ha creado una “bomba de tiempo sanitaria”

El dictador venezolano Nicolás Maduro volvió a referirse erróneamente este miércoles al Covid-19 como el “virus colombiano”, mientras crecen las sospechas por el ocultamiento de las cifras reales del impacto de la pandemia en el país.

“Nos estamos enfrentando a una tremenda pandemia en el mundo. Los números son espeluznantes. Este es el brote verdadero en Venezuela. Antes lo que habíamos visto era la llegada de la pandemia. Ahora estamos viendo el brote que nos llegó con el virus colombiano por las trochas”, expresó el dictador en un mensaje público emitido el miércoles.

Maduro ha intentado en distintas ocasiones vincular al país limítrofe con el aumento de casos en Venezuela, cuya capacidad para contener el virus está severamente limitada debido al colapso sanitario como consecuencia de los desmanejos del régimen a lo largo de la última década.

El domingo el dictador había “felicitado al pueblo venezolano” por haber superado todas las dificultades “hasta las del virus colombiano que nos mandó [Iván] Duque”, en referencia al presidente de Colombia.

Manipulación de cifras

Horas ante de las declaraciones d este miércoles, la oposición venezolana había acusado a la dictadura de Maduro de ocultar la cifra real de muertos por coronavirus en Venezuela, al tiempo que llamó a los ciudadanos a extremar las medidas de bioseguridad y mantenerse en casa siempre que la situación lo permita.

“Lamentablemente, Nicolás Maduro sigue mintiendo, sigue manipulando la data de casos positivos y la data de mortalidad (por coronavirus)”, dijo en una rueda de prensa virtual el diputado opositor José Manuel Olivares.Fotografía del 13 de mayo de 2020 que muestra a un grupo de migrantes venezolanos que camina por una carretera cercana a la frontera con Colombia (EFE/ Xavier Montalvo)

Fotografía del 13 de mayo de 2020 que muestra a un grupo de migrantes venezolanos que camina por una carretera cercana a la frontera con Colombia (EFE/ Xavier Montalvo)

De acuerdo con el legislador, exiliado en Colombia desde finales de 2018, en Venezuela han muerto por complicaciones derivadas de la enfermedad al menos 130 personas, 59 más de las que reportan los informes oficiales.

Según el último parte del régimen chavista, ofrecido el martes por el vicepresidente de Comunicaciones, Jorge Rodríguez, en Venezuela han muerto 71 de las 7.693 personas que se han contagiado de COVID-19.

Una “bomba de tiempo”

A finales de junio Duque aseguró que la situación sanitaria en Venezuela era una “bomba de tiempo” al destacar al vecino país como un riesgo adicional en los intentos de su gobierno por contener la pandemia del coronavirus a pesar de más de tres meses de aislamiento y esfuerzos económicos.

El gobierno de Duque no reconoce al dictador venezolano, Nicolás Maduro, como el líder legítimo de su país y acusa regularmente al mandatario socialista de albergar bandas criminales y rebeldes de izquierda.

“El caso de Venezuela, la información es nula, entonces es prácticamente un albur todo lo que ocurre allá porque no hay buenas capacidades hospitalarias, no hay buenas capacidades epidemiológicas, hace mucho tiempo no se hacen programas serios de inmunización”, dijo Duque en una entrevista con Reuters en el palacio presidencial.

“Entonces por su puesto yo creo que Venezuela es desde el punto de vista de salud pública una bomba de tiempo”, precisó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *