El estado Amazonas es una de esas regiones extrañas por su belleza y agresividad, donde conviven indígenas muy vulnerables pero también peligrosas bandas criminales y grupos guerrilleros colombianos. Los problemas en ese lugar parecen más difíciles que en el resto del país. Hacer periodismo en ese estado es casi un acto heroico, reseñó Infobae.

Alejandro Acosta es un comunicador de Puerto Ayacucho, capital del estado Amazonas. Pero también es indígena. Puede uno imaginarse el impacto de ser llamado por el jefe de la Zona Operativa de Defensa Integral (ZODI) Amazonas, general de División Angelvis Antonio Pérez Rodríguez, quien le impone la censura y profiere amenazas, informó la periodista Sebastiana Barráez.

Narra Acosta que “el general de la Zodi Amazonas Angelvis Pérez Rodríguez me cita a su despacho para llamarme la atención sobre mi desempeño laboral y conducta ante las redes sociales por hacer denuncias de contrabando de combustible”.

Se pregunta el comunicador “por qué la ZODI no combate o corre de nuestro territorio a estos grupos armados”, dice refiriéndose a la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) y de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), a quienes comunidades indígenas han señalado de ocuparles el territorio y además ejecutar acciones del narcotráfico.

Acosta reclama saber “¿a quién protege o defiende la Zodi? Porque a nosotros los civiles nos amedrentan, mientras que a los grupos rebeldes del monte no les dicen nada. Me gustaría saber que el general también citara a su despacho a un representante de estas organizaciones”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *