El número de internaciones de pacientes volvió a ubicarse por encima de los 2.000 en el último día


El estado de Nueva York registró en las últimas 24 horas un ligero descenso en el número diario de víctimas fatales de coronavirus, aunque la última jornada marcó un repunte de las hospitalizaciones de pacientes, de acuerdo al informe oficial realizado este miércoles.

El gobernador Andrew Cuomo reportó en conferencia de prensa que hubo 752 fallecimientos en las últimas 24 horas, y con ello el total se elevó a 11.586. El número final de decesos no incluye los cerca de 3.700 casos que las autoridades consideran como “probables” muertes por COVID-19, aún sin confirmar.

Del total de fallecidos reportados este miércoles, 707 murieron en hospitales y 45 en asilos de ancianos.

Aunque Cuomo resaltó que sería “casi irrespetuoso” ver al último balance como “buenas noticias”, insistió en que lo números muestran un aplanamiento de la curva de crecimiento de casos de coronavirus en Nueva York.

“Si ven las terribles noticias [del número de muertes], básicamente la cifra se ha aplanado en los últimos días”, dijo el gobernador, citado por la cadena NBC.

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo (REUTERS/Mike Segar/Archivo)
El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo (REUTERS/Mike Segar/Archivo)

El martes se habían registrado 778 muertes por coronavirus en el estado de Nueva York.

Estados Unidos es al momento el país más golpeado por el coronavirus en el mundo, con unos 610.000 casos confirmados y cerca de 30.000 muertos.

Nueva York es, en tanto, el estado más afectado dentro de los Estados Unidos, con 11.586 muertes y unos 200.000 casos confirmados.

Ayuda federal

El alcalde de Nueva York, la ciudad que concentra los casos en el estado, señaló este miércoles que la pandemia y la cuarentena resultante podrían llegar a costarle a las arcas públicas hasta unos 10.000 millones de dólares, ante lo cual ha decidido pedirle asistencia al gobierno federal del presidente Donald Trump.

“No vamos a poder proveer servicios básicos y tener una sociedad normal si no recibimos ayuda del gobierno federal”, aseguró Bill de Blasio a la cadena CNN.

Nuestros ingresos ya no están, nuestra base impositiva no existe, no tenemos economía”, dijo. “Entre 5.000 y 10.000 millones de dólares es la cantidad que hemos perdido y que normalmente usaríamos para sostener al sistema de salud, los servicios básicos, todo lo que hace posible que la ciudad más grande de Estados Unidos siga funcionando”, agregó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *