Familiares de pacientes en el área COVID-19 de la Ciudad Hospitalaria Dr. Enrique Tejera (Chet) en el estado Carabobo denunciaron que durante la madrugada de este 17 de agosto varias personas fallecieron, presuntamente, por una falta de oxígeno.

Asimismo, señalan que además de todos los insumos, ahora les piden llevar oxígeno.

Según la Fundación Arepita Feliz, dedicada a ayudar con alimentos a niños venezolanos en situación de vulnerabilidad en hospitales; el suministro de oxígeno fue restablecido tras casi una hora. «Se habla de ocho fallecidos en el lapso de tiempo que duró la falla». 

Asimismo, la periodista Heberlizeth González indicó en su cuenta en Twitter (@Heberlizeth) que un joven habría sido detenido en la Chet, luego de presunta agresión a un médico que no habría atendido a su abuelo, paciente COVID-19.

TAMBIÉN LE PUEDE INTERESAR: CIFRA DE CASOS DE COVID SE MANTIENE A LA BAJA PERO FALLECIDOS SUPERARON LOS 3.800 

«El médico supuestamente les dijo que ya no importaba porque había fallecido. Familiares temen que tomen represalias en contra del resto», acotó González.

LAS RAZONES POR LAS QUE ES VITAL EL USO DE OXÍGENO EN LOS PACIENTES SINTOMÁTICOS CON COVID-19

Durante la segunda ola de la pandemia de la COVID-19, se ha registrado un incremento de contagios y fallecidos en Venezuela. Por lo tanto, y durante la emergencia humanitaria, el país atraviesa una escasez de oxígeno medicinal, vital para los pacientes graves hospitalizados por el virus proveniente de China.

Médicos Sin Fronteras publicó un documento informativo llamado Luchando por respirar, en el que los especialistas destacan la importancia de tener suministros de oxígeno.

El director de operaciones de la organización, Marc Biot, aseveró que el oxígeno es elemental para la supervivencia de las personas, especialmente en aquellos países sin programas de vacunación avanzados.

«El oxígeno es el medicamento más importante para los pacientes con casos graves y críticos de COVID-19″, explicó Biot. El experto acotó que en los países de ingresos medianos y bajos el suministro es “insuficiente”, incluso antes de la pandemia, poniendo en riesgo a las personas con enfermedades pulmonares.

Biot precisó que en países ricos hay hospitales que tienen plantas de oxígeno que lo conducen a las cabeceras de las camas de los pacientes. Sin embargo, en los territorios de ingresos bajos y medios las personas dependen de cilindros “voluminosos, costosos y que se agotan fácilmente”, o de pequeños concentradores de oxígeno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *