El ex presidente de la petrolera estatal PDVSA, manifestó desde el exilio que los militares deben dejar de meterse en la vida política del país, aunque consideró que “van a ser protagonistas” del cambio en Venezuela

Rafael Ramírez, ex ministro de Petróleo de Venezuela, volvió a referirse a la crisis que atraviesa su país y, pese a su pasado chavista, apuntó contra Nicolás Maduro por el drama humanitario que vive el pueblo venezolano.

Desde el exilio, en entrevista con el diario Panorama, el ex funcionario chavista sostuvo que los venezolanos se deben preparar “para revocar a Maduro”: “El Gobierno no va a poder evitar que haya un reacomodo de las fuerzas políticas (…) Tenemos que prepararnos para revocar a Maduro. No necesariamente hay que esperar la mitad del período para revocarlo, creo que si las fuerzas políticas nos ponemos de acuerdo podemos hacer un gran movimiento nacional para reclamar un derecho que está establecido en la Constitución. El pueblo venezolano tiene derecho a revocar a un pésimo mandatario como este y sería por una vía democrática”.

Señaló, además, que para lograr el fin de la dictadura “hay que movilizarse”: “Pero eso sí, hay que decirle a los militares que no se sigan metiendo en la política como se están metiendo, porque una cosa es que tengan una doctrina bolivariana, un apego a la Constitución, pero otra es que participen de la trampa, que se plieguen a lo que Maduro diga, que se conviertan en administradores de la corrupción, eso no puede ser”.

Pese a esto, aseguró que “los militares van a ser protagonistas” del cambio en Venezuela: “Mantengo mucho contacto con gente del chavismo y con militares, los militares van a ser protagonistas de esto, sigo hablando con ellos, hay mucho terror, mucho miedo, a todos los están grabando por la situación porque estamos en una dictadura”.

Ramírez manifestó que para lograr el objetivo de terminar con la dictadura “no hay soluciones mágicas”, y sostuvo que “salir de Maduro es solo una parte del problema”. Según su punto de vista, en Venezuela debe haber “una junta patriótica o un gobierno de una dirección colectiva”, ya que “no hay ningún dirigente que pueda resolver los problemas que tenemos de manera individual, no hay ninguna fuerza política con suficiente arraigo para hacerlo”.Rafael Ramírez dijo que los militares deben dejar de meterse en la política del país, aunque consideró que serán parte del cambio en Venezuela

Rafael Ramírez dijo que los militares deben dejar de meterse en la política del país, aunque consideró que serán parte del cambio en Venezuela

El ex ministro petrolero dijo que lo primero debe ser restablecer la Constitución y las leyes: “Hay que quitar del escenario político un conjunto de leyes que son ilegales. Lo veo desde el punto de vista de los inversionistas; yo trabajo en el sector petrolero y los privados me dicen que no se van a meter en la ley antibloqueo, no lo harán porque todo el mundo sabe que eso es ilegal porque cuando cambien las cosas no solo van a perder sus inversiones, vamos a estar en el derecho de confiscarlos por ilegales, es decir, nadie va a hacer trampas con Maduro, entonces eso no tiene viabilidad”.

Esa junta patriótica, añadió, debería trabajar unos 18 meses “dando de comer a la gente, restableciendo los servicios que pueda haber, agua, luz”. Después de eso, de que las cosas estén en funcionamiento, “convocar a elecciones”.

Ramírez, que condujo la petrolera estatal PDVSA durante once años, también se refirió a las recientes elecciones desarrolladas por el régimen chavista, que son desconocidas por gran parte de la comunidad internacional: “Con esta última elección en la que lo más resaltante ha sido la terrible abstención volvimos a los últimos años de la cuarta república cuando a la gente no le interesaba la política, la gente dijo allá los políticos con sus problemas, yo tengo otros problemas inmediatos (…) Con esa elección, Maduro tomó el control de la última institución que quedaba. Eso es muy malo para restablecer mecanismos de juego político, el juego está trancado y Maduro cree que va ganando porque tiene el control de todas las instituciones”.

En esa línea, consideró que al régimen “le conviene que los venezolanos se desinteresen de la política, no participen, a ellos les interesa que participe solo su base dura de apoyo, pero que el resto de los venezolanos participe, no”.

Ante este tipo de maniobras que se han venido sucediendo durante los últimos años, el ex ministro chavista calificó al gobierno de Maduro de “dictatorial”: “Si tu gobiernas de espaldas al país, si gobiernas sin control, si no tienes un balance institucional (…) realmente estamos frente a un gobierno en el que se hace lo que el presidente o su grupo más cercano diga y eso no está bien”.

El ex ministro chavista expresó su preocupación por la situación económica y social del país. El esquema económico adoptado por el régimen de Maduro lo calificó de “insostenible”: “La no política económica también es una política económica, no hacer nada para el Gobierno ha significado que la economía se conduce hacia los sectores más especulativos del mercado. El pueblo venezolano está azotado por la megadevaluación, el tipo de cambio superó hace tiempo el millón de bolívares por dólar, la destrucción del aparato productivo es cada vez más patente, no hay trabajo, no se pueden producir en el país las cosas, la destrucción de Pdvsa es un hecho, hace un año la comisión interventora en manos de Quevedo (ex presidente de Pdvsa) la entregó con 700 mil barriles y hoy día producen 400 mil; no hay gasolina. Es decir, no hay manera de que Maduro con el control político que tiene en estos momentos del país sea suficiente para sostener una situación como la que se está viviendo”.

“El país se viene abajo, en términos económicos y sociales, estamos en un abismo y lamentablemente la población se ha acostumbrado a sobrevivir en ese abismo; pero si lo vemos en perspectiva, entramos al terrible grupo de países africanos, es lo que he llamado una africanización de la política en el país, donde hay una élite con mucho poder, con el poder militar, policíaco, el sistema judicial actúa en beneficio propio de sus intereses, mientras todo el país trata de sobrevivir como sea, así sea arriesgando su vida como pasó en Güiria”, agregó.

Ramírez opinó que “Venezuela va a tener que asumir la reconstrucción del país como lo hicieron los países europeos después de la Segunda Guerra Mundial”: “El daño es muy profundo, no puede ser una caída del 70% del PIB acumulado, es demasiado (…) La destrucción de la industria petrolera, aunque el petróleo está allí, fue abandonada por esta gente, son unos irresponsables. Si nosotros no recuperamos el ingreso petrolero no tenemos manera, no podemos ser un país del saqueo en el que se llevan el oro, se llevan la carne, se llevan el poco petróleo. Hay que utilizar esos recursos para la reconstrucción nacional”.Rafael Ramírez responsabilizó a Nicolás Maduro del drama humanitario que atraviesa Venezuela (EFE/ Miguel Gutiérrez)

Rafael Ramírez responsabilizó a Nicolás Maduro del drama humanitario que atraviesa Venezuela (EFE/ Miguel Gutiérrez)

El ex ministro venezolano, quien continúa reivindicando los años de Chávez y se muestra también crítico de Juan Guaidó y el gobierno de Donald Trump, indicó que el flamante presidente de Estados Unidos, Joe Biden, “podrá tener una aproximación distinta a Venezuela”: “Espero que resuma la flexibilización que empezó Obama hacia América Latina, ojalá que no se metan, que nos dejen quietos. Maduro ha utilizado a Trump como la tarjeta perfecta, todo es culpa del imperialismo, de las sanciones, no es verdad”.

Sobre las acusaciones del régimen a Washington por las sanciones, explicó: “Yo, que conozco a Pdvsa tan bien, lo vengo denunciando desde el 2014, eso no tiene nada que ver con las sanciones, eso es pura y llanamente una pésima administración, desviaron sus recursos, no invirtieron en nuestra empresa y, finalmente, la entregaron a sus amigos, eso no tiene nada que ver con Trump (…) Esa confrontación de Trump con Venezuela ha hecho que la izquierda se nuclee entorno a Maduro y han cometido un grave error porque han permitido y no han levantado su voz contra la violación de los derechos humanos, contra el paquetazo que ha puesto Maduro, quien se proclama como gobierno de izquierda, pero es de derecha”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *