Adrián Duque, máxima autoridad del municipio Sucre, publicó un video en sus redes sociales en el que muestra viviendas donde hay personas infectadas por COVID-|9

Cada vez son más las denuncias de persecución por parte de la dictadura de Nicolás Maduro en el marco de la pandemia de coronavirus. Este miércoles provocó un fuerte repudio un video publicado por Adrián Duque, alcalde chavista del municipio venezolano Sucre, en el céntrico estado de Yaracuy, quien se mostró marcando las casas de los contagiados de covid-19 de su municipio con un círculo rojo.

Tras la difusión de las imágenes, la ONG venezolana Fundaredes denunció que ese accionar representa una “estigmatización” de los que padecen la enfermedad que provoca el nuevo coronavirus.PUBLICIDAD

En el video, difundido en redes sociales, puede verse a Duquealcalde del municipio, señalando una vivienda en la que hay un círculo rojo con la frase “familia en cuarentena preventiva, no se aceptan visitas”.

El funcionario chavista avisa, mientras señala el cartel rodeado de policías, de que lo hará con todas las viviendas donde haya infectados con covid-19. “Estamos protegiendo a nuestro pueblo (…) Esto indica que hay un caso de Covid o un presunto caso de Covid, así que el pueblo está alerta”.

“Alerta, a cuidarnos por nuestra salud, la conciencia es la mejor vacuna para todos”, agrega el regidor.Un dibujo alegórico distribuido en redes sociales tras conocerse el hecho

Un dibujo alegórico distribuido en redes sociales tras conocerse el hecho

Ante la publicación del video, Fundaredes aseguró en Twitter que “este tipo de acciones son discriminatorias, la estigmatización de pacientes covid-19 es una violación a sus derechos”.

La medida desató críticas de diferentes médicos y el representante de una organización gremial explicó a la agencia EFE que la decisión es “retrógrada, fascista” y discriminatoria, a la vez que recordó que se parece a las tomadas siglos atrás cuando “alguien había muerto por la peste”.

Por parte del gobierno de Juan Guaidó se pronunció Humberto Prado, Comisionado Presidencial para Derechos Humanos y Atención a las Víctimas: “Hoy vemos al alcalde del municipio Sucre, del estado Yaracuy, Adrián Duque, pegando carteles en las casas de las personas que puedan estar padeciendo el covid-19, cuando lo que debiera estar es llevando vacunas a los ciudadanos en ese municipio. Pero vemos como viola el derecho a la intimidad y el derecho a no ser discriminado. Además de ello, amenazando a las personas que quiten los carteles con eliminarle el beneficio de las bolsas de alimentación, las llamadas bolsas Clap”.

“Tenemos que hacer un llamado a los organismos internacionales, a la oficina de la Alta Comisionada y a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para que documenten este tipo de actitud y este tipo de conducta que tienen los funcionarios que representan al régimen en las diferentes entidades del país”, agregó.

Por su parte, Tamara Suju, abogada venezolana que vela por los derechos humanos, sostuvo que “hay que denunciarlo”, y añadió: “Además desearle buena salud para que no tenga que marcarse”.

En declaraciones a una radio local, Duque dijo que era necesario tomar medidas radicales para hacer frente a una segunda oleada del coronavirus, y advirtió que podrían cortarse los beneficios, incluyendo la distribución de alimentos y el gas de cocina, si la gente no cumplía con las órdenes de cuarentena.

El alcalde chavista amenazó con multar a quienes desobedezcan la cuarentena con el equivalente a 9 dólares, el salario mínimo de varios meses en la hiperinflacionaria Venezuela.El régimen de Maduro incrementó la persecución contra la población venezolana desde el inicio de la pandemia (REUTERS/Leonardo Fernandez Viloria)

El régimen de Maduro incrementó la persecución contra la población venezolana desde el inicio de la pandemia (REUTERS/Leonardo Fernandez Viloria)

Frente a la ola de críticas que provocaron estas medidas, Duque dijo la prensa local que si alguien consideraba que las medidas eran inconstitucionales podía impugnarlas en los tribunales, pero que las normas eran obligatorias hasta que hubiera una posible sentencia en contra.

Venezuela atraviesa actualmente una segunda ola de covid-19, la peor hasta el momento, tras la llegada al país de la variante brasileña del coronavirus.

Como consecuencia de ello, el país caribeño vivió la semana pasada la peor de la pandemia con 9.468 nuevos contagios y 97 muertes, según datos aportados por el régimen chavista. Sin embargo, la oposición y la comunidad internacional cuestionan la transparencia de los índices difundidos por la dictadura.

En su reporte anual sobre los derechos humanos en el mundo, Amnistía Internacional (AI) indicó que la dictadura de Maduro recrudeció la persecución contra la oposición y la población venezolana desde el inicio de la pandemia. “La cuarentena obligatoria bajo custodia del Estado fue un ejemplo de la respuesta represiva a la COVID-19”, remarcó el informe.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *