“Migración me impide el ingreso a Perú. La libertad de expresión y respeto de nuestros derechos es vulnerado. Coincidencialmente cuando venía a conversar sobre la experiencia del autoritarismo en Venezuela”, denunció Leopolo López en su cuenta de Twitter.

El opositor venezolano participó de las ceremonias de asunción de Guillermo Lasso en Ecuador y siguió su gira a Perú para participar en un foro sobre democracia que se realiza en Lima. Sin embargo, fue demorado este sábado no bien comenzó los trámites para ingresar al país en el Aeropuerto Internacional Jorge Chávez.

Leopolo López denunció que tuvo problemas para ingresar a Perú

Según fuentes de Cancillería peruana, el líder opositor y su esposa, la activista Lilian Tintori, llega sin la visa que se requiere a todos los venezolanos por lo que en un principio se les fue denegado el ingreso. Finalmente, el Gobierno de Sagasti le expidió un salvoconducto para que pudiera ingresar.

López y Tintori finalmente lograron ingresar a Perú
López y Tintori finalmente lograron ingresar a Perú

“Gracias a la presión popular. Al apoyo de los peruanos demócratas, a todos aquellos que creen en la libertad y la democracia pudimos entrar a Perú”publicó López en Twitter. Su mensaje está acompañado de dos fotos en los que se le aprecia junto a su esposa saliendo del aeropuerto por una de las puertas de la zona de llegadas internacionales.

Como coordinador nacional del partido político Voluntad Popular, agrupación opositora al régimen de Maduro, López viajó a Perú contará su experiencia sobre el autoritarismo y la dictadura de la que tuvo que huir, a través de un conversatorio.

López abandonó su país a finales de octubre pasado de forma clandestina, a través de la frontera con Colombia, después de pasar 18 meses en la residencia del embajador español en Caracas, donde estuvo en calidad de huésped mientras era solicitado por la Justicia local y acusado de ser terrorista por el Ejecutivo chavista. Antes de refugiarse en la embajada de España y huir de Venezuela, López cumplía una condena en una cárcel militar en Caracas desde septiembre de 2015 tras ser acusado como responsable de los disturbios ocurridos al final de una marcha antigubernamental en 2014, en los que murieron tres personas.

Antes de refugiarse en la embajada de España y huir de Venezuela, López cumplía una condena en una cárcel militar en Caracas desde septiembre de 2015 tras ser acusado como responsable de los disturbios ocurridos al final de una marcha antigubernamental en 2014.

La dictadura chavista lo culpó por los tres muertos y 66 heridos que dejaron esas manifestaciones. Ese día, miles de estudiantes, acompañados por López y otros líderes de la oposición, marcharon contra la inseguridad, la inflación, la escasez de productos y la detención de universitarios.

El régimen afirmó que la violencia fue resultado de “grupos de ultraderecha infiltrados” en las manifestaciones con el fin de provocar “un golpe de Estado” en Venezuela, el país con las mayores reservas petroleras en el mundo. Antes de ser arrestado, López protagonizó una gran movilización hacia el Ministerio Público. El régimen de Nicolás Maduro lo arrestó ahí mismo, ante las cámaras de los medios de comunicación del mundo.

La caótica llega de López a Perú contrasta con el respaldo recibido en Ecuador, donde el flamante mandatario Guillermo Lasso resaltó la importancia del líder venezolanos. “Tuve la oportunidad de dialogar con @leopoldolopez y @liliantintori, grandes líderes venezolanos comprometidos con la libertad y la democracia en la región. Agradezco su visita, Ecuador siempre tendrá sus puertas abiertas”, aseguró el ecuatoriano sobre el matrimonio de activistas días atrás.