La organización -compuesta por líderes e intelectuales de renombre de América Latina- se aprestaba esta mañana a redactar una declaración por el accionar de la dictadura de Caracas contra medios de comunicación independientes

Miembros del Grupo de Puebla discutían este martes la redacción de un comunicado en el cual manifestarían su respaldo a la libertad de prensa y expresión y una condena al accionar del régimen de Nicolás Maduro contra medios independientes de Venezuela, cuyos empleados vieron cómo de la noche a la mañana dejaban de ejercer su profesión por ser críticos al Palacio de Miraflores y por evidenciar la crisis humanitaria y social que atraviesa el país latinoamericano. De acuerdo a diversas fuentes consultadas por Infobaeel debate dado en el seno de la organización sobre el tono que tendría la queja era lo que demoraba su publicación.

Algunos integrantes -cercanos y aliados históricos a los jerarcas caraqueños- pretendían sólo un llamado de atención contra el régimen por miedo a provocar una reacción desde el núcleo duro del chavismo. Otros, en cambio, creen que lo sucedido en las últimas horas merece una condena más clara y contundente. A partir de ese intercambio de ideas internas, se gestaría la carta de reprobación.

Así, se espera que el mensaje del Grupo de Puebla sobre el atropello a la libertad de expresión en el país pueda estar en línea con uno de sus últimos comunicados en el que manifestó su deseo de que Venezuela encuentre “una salida justa, pacifica y democrática a la crisis”. En ese marco, la institución latinoamericana subrayó que “la democracia siempre representará el lado correcto de la Historia y con ella el valiente pueblo de Venezuela sabrá pavimentar un futuro de prosperidad, justicia, soberanía, paz y libertad”. Esa libertad se vio sumamente violentada -coincidirían algunos de los integrantes de ese bloque intelectual- cuando Maduro ordenó el cierre de medios independientes.

El viernes 8 de enero, el régimen ejecutó el desmantelamiento del canal VPITV: el chavismo incautó cámaras, computadoras y equipos de transmisión de la cadena informativa obligándola a dejar de transmitir, tal como lo anunció el pasado domingo. “La estatal Comisión Nacional de Telecomunicaciones (CONATEL) y la agencia tributaria (SENIAT) procedieron a la incautación de la totalidad de los equipos, clausura del estudio y la oficina de redacción, lo que nos obliga momentáneamente a un cese de nuestras operaciones”, explica en un comunicado el canal de internet VPITV, con base en Miami, dedicado a noticias de Venezuela América Latina.

Ese mismo día, también se clausuró el diario Panorama, de Maracaibo, el portal TalCual fue hackeado y medios propagandísticos que responden a Miraflores acusaron a otros medios -como Efecto CocuyoCaraota Digital El Pitazo– de ser “financiados para derrocar al gobierno”, ignorando la función básica que debe tener el periodismo de informar y explicar lo que ocurre, mucho más bajo una dictadura.Miembros fundadores del Grupo de Puebla luego de un encuentro donde debatieron las necesidades de América Latina (Grupo de Puebla)

Miembros fundadores del Grupo de Puebla luego de un encuentro donde debatieron las necesidades de América Latina (Grupo de Puebla)

Como consecuencia del desarme que se hizo del canal VPITV, el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP) denunció que los funcionarios le solicitaron a los empleados “información sobre proveedores, mecanismos de publicación, operación” y “libros contables”. El SNTP, principal organización gremial de periodistas en el país caribeño, acusó al régimen de Maduro de “una política sistemática” contra medios de comunicación críticos.

El Grupo de Puebla, fundado en esa ciudad mexicana el 12 de julio de 2019, se dedica a organizar tertulias y encuentros en los que presidentes, ex mandatarios, intelectuales y dirigentes políticos, debaten sobre el futuro de América Latina. Entre ellos se destacan Lula da Silva, Dilma Rousseff, Alberto Fernández, Rafael Correa, Fernando Lugo, Ernesto Samper, Leonel Fernández, José Luis Rodríguez Zapatero, Evo Morales, José Mujica y otros hombres del pensamiento latinoamericano, como Álvaro García LineraMarco Enríquez-OminamiJorge Taiana Celso Amorim. Se desconoce por el momento si el comunicado llevaría sólo el sello del espacio o figuraría cada uno de ellos como firmantes.

Los miembros más cercanos a Maduro serían quienes no verían con buenos ojos realizar una declaración sobre esa clara violación a la libertad de expresión. En cambio, algunos integrantes progresistas y más independientes de Caracas estarían dispuestos a marcar diferencias, algo que -aseguran puertas adentro- daría mayor credibilidad al Grupo.

Otras condenas

El Reino Unido fue uno de los primeros países en condenar la violenta irrupción en los medios independientes. La embajada británica en Caracas publicó un comunicado donde señaló que “el Reino Unido está comprometido con la libertad de expresión en Venezuela y el mundo”. El texto con fecha del mismo 8 de enero de 2021 declara que “la libertad de expresión y los medios de comunicación libres son necesarios para la democracia” y que “el Reino Unido seguirá apoyando a la sociedad civil venezolana en la promoción de los valores democráticos y los derechos humanos”.

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) condenó este lunes al “régimen de Nicolás Maduro” en Venezuela por una “nueva ola de agresiones y ataques” a los medios y periodistas independientes y pidió a organismos intergubernamentales y gobiernos democráticos que hagan lo mismo. “Aunque estemos acostumbrados a la barbarie del régimen contra la libertad de prensa, no podemos dejar de condenar esta nueva ola de agresiones y ataques del gobierno venezolano con la intención de seguir silenciando a medios y periodistas independientes”, dijo Jorge Canahuati, presidente de la SIP y del Grupo OPSA, con sede en Honduras.

“El régimen siempre aprovecha la desviación de la atención que provocan otros hechos noticiosos, como la instalación de la polémica Asamblea legislativa propia, para tratar de actuar impunemente en contra de la libertad de prensa”, dijo Canahuati.

El día en que se producía el desarme del canal de noticias, la misma emisora relató en tiempo real lo que ocurría por sus redes sociales. “Funcionarios del Gobierno de Maduro están incautando equipos de transmisión, cámaras, computadoras, entre otros implementos (materiales) de trabajo, fundamentales para ejercer la labor periodística”, reveló VPITV en un escrito cuando los agentes aún seguían en sus dos sedes en el este de Caracas. “Sin presentar orden por escrito, están inspeccionando las instalaciones, interrogando al personal, solicitando documentos e información operativa y administrativa. Incluso solicitaron claves de los procesos de transmisión y además revisaron correos electrónicos relacionados a la operación de VPITV”, detallaron las autoridades del canal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *