La víctima había publicado en su muro de Facebook mensajes de críticas por la escasez de insumos básicos para sobrevivir. El régimen cree que eso es instigación al odio


Fernando Antonio Marcano Ferrer representa una amenaza para la dictadura de Nicolás MaduroMarcano Ferrer es profesor universitario y fue detenido por el Comando Nacional Antiextorsión y Secuestro (CONAS) de la Guardia Nacional de Venezuela. El delito que se le imputa es el de “instigación al odio”. Su arma: un equipo de telefonía móvil.

En el marco de la Orden Fragmentaria N° 02-20, al Plan de Operaciones Contra el COVID-19, Guardias Nacionales Bolivarianos del GAES Nueva Esparta realizando labores de investigación en coordinación con el Ministerio Público, efectuaron la aprehensión de un ciudadano quien realizó publicaciones a través de las redes sociales, instigando a la población a realizar actos vandálicos en instalaciones del estado y comercios en general en la Isla de Margarita”, dice el documento de detención del académico. El parte policial es acompañado por la fotografía de Marcano Ferrer, de espaldas, y su amenazante arma para la dictadura: su teléfono móvil.

Los mensajes que el régimen de Caracas evaluó como amenazantes hacían referencia a la falta de combustible y la escasez de alimentos que ocurren en la región y en todo el territorio nacional. “Una pregunta sencilla para Dante, Delcy, Jorge, Nicolás o cualquier otro chavista: ¿Qué pasará con Margarita cuando los camiones que traen legumbres de Los Andes, los que traen queso y carne de los llanos, los que vienen con víveres del centro, no lleguen al terruño insular por falta de gasolina? Estoy asustado”. Ese era uno de los posteos que Marcano Ferrer había hecho en su perfil de Facebook. “¿Y cómo se lava las manos un individuo que no tiene agua?”, fue otra de las inquisiciones hechas por el profesor detenido por expresar sus opiniones en las redes sociales. El estado policial no permite opiniones disonantes.

El dictador chavista decretó un toque de queda en Nueva Esparta, que comenzó a regir desde la noche del domingo 19, había informado el ministro de Comunicación e Información, Jorge Rodríguez. El estado, al noreste del país, es un archipiélago formado por tres islasː Margarita, Coche y Cubaguaca. A partir del lunes 20 de abril “regirá desde las 4:00 de la tarde hasta las 10:00 de la mañana”, añadió Rodríguez, en un comunicado que también reportó un balance de 256 casos de COVID-19 en el país, 41 de estos relacionados con esta escuela de béisbol. Sin embargo, las cifras del régimen tienen varias inconsistencias.

“El toque de queda se mantendrá en vigencia hasta tanto las autoridades podamos informar al país que se ha logrado detectar todos los casos”, afirmó el funcionario chavista durante una alocución transmitida por la televisión gubernamental. “Es un virus muy traicionero y si nosotros cantamos victoria antes de tiempo, el riesgo es, a que se desaten los demonios del virus COVID-19”, dijo el vocero del régimen.

Obsesión con Nueva Esparta

Liderada por opositores, el Palacio de Miraflores está obsesionada por Nueva Esparta. A tal nivel que Maduro lanzó el jueves 23 una dura amenaza contra Alfredo Díaz, el gobernador del estado norteño, ante el registro de nuevos casos positivos de coronavirus en el territorio. “Si hay responsabilidades del gobernador, al gobernador hay que ponerle los ganchos también. Si sigue saboteando, se debe actuar de manera inmediata contra ese gobernador irresponsable”, lanzó el dictador caribeño durante una aparición en televisión, amenazando con detenerlo.

El jueves, fueron reportados 13 nuevos casos positivos de COVID-19, todos en el estado de Nueva Esparta, por lo que la cifra de infectados asciende a 311. Se trata de las cifras publicadas por el Gobierno de Maduro, que han sido cuestionadas por la oposición, y que también contabilizan diez muertos.

“Tenemos un número de casos muy controlado”, dijo Maduro en transmisión por Venezolana de Televisión (VTV), comparando las cifras de contagios del país en relación a las de naciones de la región, como Colombia y Brasil.

Según el nuevo balance de contagios, el estado insular de Nueva Esparta es la región del país más afectada por la pandemia, con un total de 93 infectados. Asimismo, continúa Miranda con 88, Distrito Capital con 31 y Aragua con 29. Alfredo Díaz se ha convertido en las últimas semanas en uno de los blancos favoritos del chavismo, acusado de haber permitido la llegada del exterior del contagio a la Isla de Margarita.

Maduro ha aprovechado la pandemia para recrudecer los ataques y la persecución contra los opositores. “Por un grupo de irresponsables en Nueva Esparta, que están presos, porque se creían inmunes, se contagiaron a familias enteras”, dijo previamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *