Nicolás Maduro arremetió este jueves contra los obispos de la Iglesia católica que denunciaron un bloqueo de ayuda humanitaria en el estado Mérida tras las fuertes lluvias.

Hay que destacar que el obispo auxiliar de la entidad, monseñor Luis Enrique Rojas, fue demorado por efectivos militares de la Fuerza Armada cuando viajaba a la población de Tovar con un cargamento de insumos desde Caracas.

A juicio de Maduro fue «una campaña miserable dirigida por obispos de la Iglesia Católica contra la FAN».

«Les hacen una campaña a nuestros muchachos que ni duermen y tienen 15 días metidos dentro del barro”, sostuvo.

Mérida-
(Captura): La GN impedía el paso de la ayuda humanitaria

TAMBIÉN LE PUEDE INTERESAR: GOBERNADOR DE MÉRIDA RECHAZÓ ACTUACIÓN DE LA GN CONTRA EL OBISPO POR AYUDA HUMANITARIA

«¿Ustedes han visto un viejo de estos con sotanas, con una pala, ayudando a un merideño? Salen de manera grosera a hacer un show por las redes sociales», insistió.

«Si usted no va ayudar no estorbe, no moleste. Quédese calladito que se se ve mejor», acotó.

En tal sentido, se refirió a los obispos como unos «bicharracos bien malos».

«Ni lavan ni prestan la batea. Por eso el pueblo no los quiere». Agregó que «son el diablo con sotana».

«Me indigna, que mientras se está trabajando y estos muchachos arriesgan su vida, están los bicharacos con sotanas echándole varilla al pueblo.», comentó Maduro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *