Tras ser acusado de abuso sexual, el futuro del príncipe Andrés parece incierto. Sin embargo, su hermano, Carlos, planea alejarlo aún más de la vida pública.

Según informes, el príncipe de Gales parece haber notado que la posición de su hermano como miembro de la realeza es irrecuperable.

Los vínculos del duque de York con Jeffrey Epstein han causado un «daño indeseable a la institución», por lo que se podrían tomar nuevas medidas para reducir aún más su presencia en la vida pública.

Por
Cortesía: Vanitatis

ANDRÉS DE YORK: ¿UN PROBLEMA SIN SOLUCIÓN?

Fuentes cercanas a la familia real aseguran que pese a que el tercer hijo de la reina Isabel II; confirmó su retiro en 2019, la demanda interpuesta por Virginia Giuffre marcó un precedente en sus vínculos parentales. 

Y es que el príncipe Carlos, próximo heredero al trono, concluyó hace tiempo que «la situación de su hermano es un problema sin solución».

CASAS REALES - Isabel II le corta el grifo a Andrés de York: le retira el  salario de 300.000€ anuales

En tal sentido, las ilusiones del duque de volver a representar a los royals en eventos importantes ahora será cosa del pasado. 

«Esto probablemente fortalecerá aun más en la mente del príncipe que un camino de regreso para el duque no es demostrablemente posible, porque el espectro de esta [acusación] levanta la cabeza con espantosa regularidad», señalaron.

¿FUTURO INCIERTO?

Según The Times, Andrés está recibiendo asesoría para conformar una estrategia de defensa sobre las acusaciones.

Entre sus opciones se encuentran ignorar la denuncia o contestarla y enfrentarse a un polémico juicio en los tribunales de Nueva York. 

Who is Virginia Giuffre? Jeffrey Epstein survivor who alleges Prince Andrew  sexually abused her in lawsuit
Virginia Giuffre. Cortesía: iNews

Además, el duque podría llegar a un acuerdo con Virginia Giuffre y pagarle una gran cantidad de dinero por daños y perjuicios sin tener que asumir su culpabilidad.

LEA TAMBIÉN: A la corte: príncipe Andrés de Inglaterra enfrenta demanda por abuso sexual

La batalla legal podría extenderse por al menos dos años, afectando considerablemente las celebraciones del jubileo de platino de la reina Isabel II. 

La monarca ha mostrado su apoyo a su hijo acogiéndole en distintas residencias o saliendo a tomar paseos con él.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *