El cantautor Rubén Blades cumple 72 años de edad este viernes, 16 de julio, y decenas de sus canciones han maravillado al mundo. Desde sus inicios, se ha acercado a algo calificado como “salsa intelectual”, alcanzando ser uno de los artistas más exitosos de Latinoamérica.

Por lo tanto, en Caraota Digital te recordaremos algunas de las canciones más memorables del panameño. Sin embargo, en esta ocasión tendrá el agregado de las historias detrás de estas piezas.

PLÁSTICO

El segundo disco de Willie Colón y Blades, Siembra, vio la luz en 1978. En esta publicación destacó Plástico, que consiguió mezclar la música disco, característica de la época, con la salsa latina.

Esta canción buscó recordar una sociedad de frivolidad y materialismo, según reseñó Caracol. De tal forma, hizo un homenaje a los latinos que “no se vendieron” y se mantuvieron orgullosos de su herencia.

Según Blades, el objetivo de esta canción siempre fue “reflexión, análisis y pausa”, no solamente para bailar, sino para pensar.

DECISIONES

En Buscando América está el tema Decisiones, que exploró los sonidos caribeños y busca reflejar las consecuencias de las acciones de las personas.

La canción entrelazó las historias de tres personas: una joven estudiante embarazada, un hombre infiel y un conducto borracho. De tal forma, retrató el día a día, reflejando las personas pierden o ganan con los caminos que eligieron.

AMOR Y CONTROL

En el año 1992 Rubén Blades quería lanzar un álbum sobre el quinto centenario del descubrimiento de América. Sin embargo, su madre enfermó de cáncer y el panameño quiso hacerle un homenaje a la progenitora.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: ESTO DIJO RUBÉN BLADES SOBRE SU REGRESO A VENEZUELA

Así nació Amor y Control, con la que narra el cáncer incurable de su madre y su insustituible, genero y abnegado amor.

PEDRO NAVAJA

Una canción más de Siembra, considerado por muchos como el mejor disco de salsa la historia. En este caso destaca Pedro Navaja, que Blades cuenta la historia de tres personas: Pedro Barrios, un maleante y proxeneta; Josefina Wilson, una prostituta, y un borrecho.

Este tema de 7 minutos y 26 segundos es catalogado como una crónica social de los “antihéroes” que habitan la ciudad de Nueva York, en Estados Unidos.

GDBD

Esta canción, GDBD, significa “gente durmiendo bajo dictadura” y narra cómo un hombre se levanta para irse al trabajo. Finalmente, se conoce que se trata de un sujeto que pertenece a la policía secreta.

“Tu mujer abre los ojos. Mira la hora. Lo apaga. Se levanta, de su lado de la cama. Cada uno tiene su lado de la cama. Cada uno tiene su lado en todo”, reza la canción de Blades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *