La falta de unidades en el transporte público ha vuelto cada vez más difícil a los venezolanos trasladarse de un sitio a otro. Sin embargo, este problema de los transportistas está anudado a la escasez de repuestos, combustible y una tarifa que les permita cubrir los costos operativos.

En ese sentido, Braulio Cedeño, vicepresidente del Bloque Oeste de Caracas, afirmó que la situación del transporte era crítica y que la hiperinflación no permitía una estabilización en el sector.

Durante una entrevista con Banca y Negocios, Cedeño detalló los principales problemas que mantienen al sector en un estado de precariedad: tarifas rezagadas, falta de insumos, escasez de combustible y conductores y cambistas.

TARIFAZ REZAGADAS EN EL TRANSPORTE

Asimismo, Cedeño explicó que la última vez que se reunieron con la Administración de Nicolás Maduro, para fijar una tarifa del pasaje, fue hace tres años y medio. Además, destacó que la situación actual de los transportistas era “compleja”; esto debido a que cobraban en bolívares y los repuestos se pagaban en dólares.

“El pasaje debería estar en un dólar; sin embargo, sabemos que el usuario no lo puede pagar porque no le alcanza. Por ejemplo, para el Junquito el pasaje estaba en 300.000 bolívares, en menos de un mes pasó a 500.000 bolívares y ahora está 700.000 bolívares”, precisó Cedeño.

El dirigente gremial solicitó “sincerar las tarifas” y aseguró que el sector podía trabajar sin los subsidios.

“Podemos costear nuestros propio combustible y cauchos”, añadió.

TAMBIÉN LE PUEDE INTERESAR: ROMPIENDO PRONÓSTICOS: DÓLAR PARALELO SUPERA LA BARRERA DE LOS BS. 4.000.000

ESCASEZ DE INSUMOS

Por otro lado, Cedeño subrayó que los transportistas tenían cuatro años que no recibían insumos de parte de la Administración de Maduro; que, en su momento, dotaba de aceites, cauchos y baterías. No obstante, estas entregas no abarcaban el 100 % de las unidades de los cinco bloques de Caracas.

“El 70% de las unidades están paralizadas por falta de insumos y repuestos. Por ejemplo, en la Unión de Conductores Propatria-San Martín-Silencio, de las 80 unidades que deberían estar prestando servicio, solo 15 están operativas. Aquí las líneas grandes se convirtieron en pequeñas y las pequeñas, muchas han desaparecido; esa es la realidad”, denunció.

De acuerdo al transportista, cuando una unidad se paraliza por daños en el motor, la caja o transmisión, se les hacía cuesta arriba poder repararla por lo altos costos de los repuestos.

De acuerdo al pasaje, Cedeña propone bono de transporte para el usuario, equivalente a 100 pasajes, y un plan masivo de vacunación para los trabajadores se sector, por ser el principal foco de contagio del COVID-19.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *