El pronunciamiento se dio tras un nuevo enfrentamiento entre militares y los disidentes de las FARC, en el que murieron una cantidad aún no determinada de uniformados

La oposición de Venezuela reiteró este martes su llamamiento a la ONU para que envíe una misión al estado de Apure, fronterizo con Colombia, tras un nuevo enfrentamiento entre militares del país caribeño y un grupo armado colombiano, identificado por algunas asociaciones como disidentes de las FARC, en el que murieron varios uniformados.

La Fuerza Armada venezolana (FANB), tras registrar varias bajas en las últimas horas, desplegó más efectivos en la zona, según informó el comandante estratégico operacional de la FANB, Remigio Ceballos.

El lunes, dijo que se registraron varios muertos y heridos entre sus filas, pero no detalló el número de bajas ni identificó a los fallecidos.

Ante la escalada de enfrentamientos, que comenzaron el pasado 21 de marzo, la oposición pidió la intervención de la ONU y “demás instancias internacionales en materia de derechos humanos, para que hagan presencia en Venezuela”, a la vez que condenó las muertes de militares, de las que responsabilizan a Nicolás Maduro y al ministro de Defensa, Vladimir Padrino.Militares venezolanos

Militares venezolanos

El grupo opositor liderado por Juan Guaidó sugirió, además, “la implementación de una política de Estado fronteriza para que los conciudadanos se sientan seguros en su territorio”, después de que unos 6.000 habitantes de la zona en combate huyeran a Colombia desde que comenzaron los enfrentamientos.

Ninguna fuente local, oficial o militar venezolana había informado del desplazamiento hasta que, a principios de abril, el vicepresidente de Comunicación, Freddy Ñáñez, aseguró que había comenzado el retorno de los ciudadanos venezolanos, sin facilitar tampoco datos de su huida.

A la petición lanzada por la oposición a la ONU, se unieron diversas ONG que se encuentran en la zona y que facilitan información a través de sus redes sociales, ante la ausencia de datos por parte de las autoridades, que reportaron, el pasado 5 de abril, la muerte de ocho militares y nueve “terroristas” en los enfrentamientos.

Desde entonces, no precisaron cifras sobre las bajas registradas en ningunos de los bandos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *