El periodista Vladimir Villegas, ex embajador del gobierno de Hugo Chávez en México, dedicó su programa de este jueves en el canal Globovisión a hablar de los derechos de las personas LGBTI+ en Venezuela. Sin embargo, durante la emisión realizó un comentario desafortunado que tuvo repercusión en las redes sociales del país caribeño.

Villegas consultó a los invitados su opinión sobre la práctica de la zoofilia. Fue allí cuando el activista Yendri Velásquez rechazó que se pretendiera vincular esa parafilia con las luchas por los derechos LGBTI+. Aquí hay que aclarar algo: el tema de las filias son trastornos mentales. La homosexualidad salió del Manual de Trastornos Mentales en 1990, fue sacado por la Organización Mundial de la Salud y por eso cada 17 de mayo se hacen eventos mundiales”, explicó Velásquez.

Ante ello, Villegas expresó un comentario desafortunado, al asegurar que en Venezuela, en el campo, nuestros abuelos, nuestros tatarabuelos, e incluso a lo mejor nuestros papás, tíos, etcétera, tuvieron sus primeras experiencias con animales, con burras y cabras”.

En ese momento, Velásquez dejó en claro que eso nada tiene que ver con la comunidad LGBTI+. “Regresamos otra vez a peras y manzanas”, afirmó, dando a entender que la zoofilia nada tiene que ver con la homosexualidad.

“Hay algunas prácticas sexuales de algunos individuos y lo que se haga en vida privada, mientras no lastime o no transgreda algún derecho de otra persona, queda en la parte de la vida privada. Pero aquí el debate se centra en nuestros derechos humanos, en que sí nos están matando en Venezuela, que en Venezuela la homofobia y la transfobia mata”, remarcó el activista.Vladimir Villegas

Vladimir Villegas

Ante la consulta de Infobae, Vladimir Villegas afirmó que en varias oportunidades le ha dado espacio en su programa a diversos representantes la comunidad LGBTIQ+, y consideró que él se limitó a hacer referencia a una situación histórica en Venezuela: “Es conocido que las generaciones anteriores, nuestros antepasados no tan lejanos, tenían como costumbre en el campo hábitos de iniciación sexual con animales. Con burras y con otros animales”.

“Precisamente les hacía este comentario a propósito de esto, y la pregunta era hasta dónde podía llegar esta definición de LGTBIQ+Así como en el pasado se consideraba una enfermedad la homosexualidad, (si era posible que) pudiera revisarse el concepto respecto a las relaciones de seres humanos con otras especies. Que es una situación que se ha dado en nuestra historia en Venezuela. No lo estoy inventando”, insistió.

Nuevamente, reafirmó que se trataba de una situación que ha tenido lugar en la historia del país. “¿Por qué es desafortunado decir que en el campo nuestros antepasados tuvieron experiencias con animales? Si esa es una realidad del campo venezolano, y quizás también de otros países de América Latina, ¿qué tiene de desafortunado ese comentario?”.

El mes pasado, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) instó a la dictadura venezolana a garantizar los derechos de las personas lesbianas, gay, bisexuales, pansexuales, trans, no binarias, de género diverso e intersex (LGBTI+) en el país.

El organismo de la Organización de los Estados Americanos (OEA) expresó su preocupación a las autoridades venezolanas “por la ausencia de políticas públicas y legislación que garanticen los derechos” de esa población.Miles de personas participaron del 19º Desfile del Orgullo Gay en el centro de Caracas el 30 de junio de 2019 (Photo by Federico PARRA / AFP)

Miles de personas participaron del 19º Desfile del Orgullo Gay en el centro de Caracas el 30 de junio de 2019 (Photo by Federico PARRA / AFP)

En ese sentido, la CIDH llamó al régimen a tomar “medidas efectivas para el reconocimiento de los derechos de las personas LGBTI+ y erradicar la discriminación, violencia y situaciones de vulnerabilidad a las que están expuestas”.

“La CIDH recibió información de la sociedad civil sobre la ausencia de políticas estatales para recopilar datos sobre actos de violencia contra personas LGBTI+. Al respecto, en su Informe Anual 2020 había advertido que esta labor ha quedado en manos de organizaciones de la sociedad civil; por lo que, reitera que los Estados deben recolectar y analizar datos estadísticos de manera sistemática respecto de la prevalencia y naturaleza de la violencia y discriminación por prejuicio contra las personas LGBTI+, o aquellas percibidas como tales”, señaló en un comunicado.

El organismo señala, además, que en Venezuela “no existe legislación que garantice el acceso de figuras jurídicas para asegurar la protección de los derechos de las familias diversas, en un plano de igualdad y sin discriminación como el matrimonio”. “Los Estados deben reconocer legalmente las uniones o el matrimonio sin discriminación por orientación sexual o identidad de género, otorgando todos los derechos que deriven de esa relación”, destacó.

La CIDH indicó haber recibido información de la sociedad civil sobre la falta de procedimientos que garanticen el derecho a la identidad de género de las personas trans, no binarias y de género diverso.

Por último, llamó a Venezuela “a promover leyes y políticas públicas que garanticen los derechos humanos a la igualdad y no discriminación de las personas LGBTI+, avanzando en la construcción de un cambio cultural que fomente una sociedad más inclusiva, igualitaria y libre de todo tipo de discriminación”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *