Migrantes venezolanos en Lima (EFE/Ernesto Arias/Archivo)

El vocero en América Latina de la Agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur), William Spindler, afirmó que 1.000 venezolanos salen diariamente del país sin intención de regresar.

En diálogo con la radio Onda La Superestación, expresó que el impacto de la migración fue “enorme en todas las familias venezolanas” y remarcó que los venezolanos siguen saliendo de la nación caribeña en busca de una mejor calidad de vida.

Respecto a las cifras de migrantes, detalló que es muy difícil tener esa información de forma concreta, debido a que no todos se registran legalmente en el país de destino. En ese sentido, aclaró que Acnur hace sus estimaciones en función de las cifras facilitadas por cada país.

Recordó que, actualmente, la estimación de migrantes venezolanos es de al menos 6 millones y que, diariamente, “alrededor de 1.000 personas se van de Venezuela sin intención de volver”.

Finalmente, aseguró que la migración venezolana también ha generado un impacto significativo en los países de acogida fuera de Venezuela.

Los dichos de Spindler van en sintonía con lo manifestado el jueves por el representante especial conjunto para refugiados y migrantes de Venezuela de la Agencia las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), el guatemalteco Eduardo Stein, quien sostuvo que la regularización de los migrantes y refugiados venezolanos es un asunto crucial para los países de acogida, sobre todo en América Latina y el Caribe, la región que más desplazados acoge, debido al alto número de personas que abandonan Venezuela con los documentos de identidad vencidos.

Vista del Puente de Rumichaca en la frontera entre Colombia y Ecuador, en Tulcán (EFE/Elías L. Benarroch/Archivo)

Vista del Puente de Rumichaca en la frontera entre Colombia y Ecuador, en Tulcán (EFE/Elías L. Benarroch/Archivo)

Para la mayoría de los países receptores hay un tema central de regularización, pues hay una gran cantidad de venezolanos que salen de su país con documentos vencidos y no logran reponerlos a través de la red consular”, declaró Stein.

Stein, quien también fue vicepresidente de Guatemala entre 2004 y 2008, alabó los “esfuerzos” de los Gobiernos receptores al crear “mecanismos extraordinarios para aceptar esa documentación vencida” y brindar acceso a servicios básicos a esta población.

Así, “una vez que se aseguran un ingreso digno pueden contribuir al desarrollo de las comunidades que les acogen, y pagar impuestos”, agregó.

Para Stein es de vital importancia encontrar el modo de “transformar ( el hecho de) que en algunos casos se ve a la población venezolana como una carga o víctima, en un elemento de desarrollo en las comunidades de acogida y mejorar las condiciones de ingresos”.

Sigue siendo crucial que esta población, que abandona su país dejándolo todo, pueda encontrar medios de vida digna y duraderos que le permitan reanudar sus vidas”, señaló.

Una mujer migrante venezolana entrega juguetes a sus hijos mientras participan en el proyecto Play to Dream del Comité Internacional de Rescate en un punto de atención en Chusacá, Colombia (REUTERS/Vannessa Jiménez/Archivo)

Una mujer migrante venezolana entrega juguetes a sus hijos mientras participan en el proyecto Play to Dream del Comité Internacional de Rescate en un punto de atención en Chusacá, Colombia (REUTERS/Vannessa Jiménez/Archivo)

APOYO A LA POBLACIÓN VENEZOLANA MIGRANTE Y A LOS PAÍSES RECEPTORES

Stein señaló que es relevante atender a los países receptores y no solamente a los refugiados y migrantes venezolanos.

No se trata solo de atender a la población venezolana migrante, esto tiene sentido como una primera etapa, pero es sumamente importante que la visión sea puesta de manera integral sobre las comunidades”, apuntó el representante especial.

América Latina y el Caribe, una región con constantes movimientos migratorios, acoge a la mayoría de venezolanos que abandonan su país.

Para el próximo año, se espera un ligero aumento de 7,1 millones de refugiados y migrantes venezolanos en el mundo, y 6,1 millones se quedarán en Latinoamérica, según previsiones del Plan de Respuesta 2022 (RMRP 2022) de la Plataforma de Coordinación Interagencial para Refugiados y Migrantes de Venezuela (R4V), lanzado este jueves.

Hasta diciembre de este año, más de 6 millones de personas partieron de Venezuela y la mayoría, cerca de unos 5 millones, migraron a otros países de la región, siendo Colombia el principal destino, según cifras de la Plataforma R4V.

Las cifras del RMRP 2022 estiman habrá un aumento de 8,4 millones de personas que necesitarán asistencia el próximo año.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *