El magistrado rechazó una moción en la que la defensa del testaferro de Nicolás Maduro pedía responder a las acusaciones de la Fiscalía sin pisar el territorio estadounidense

Un juez de Miami (Florida) negó remover el título de prófugo de la justicia al empresario colombiano Alex Saab, presunto testaferro de Nicolás Maduro, detenido en Cabo Verde, país que autorizó esta semana su extradición a Estados Unidos.

El juez estadounidense Robert N. Scola rechazó así una moción en la que la defensa de Saab pedía también responder a las acusaciones de la Fiscalía de Estados Unidos sin pisar el país.

Saab Moran no puede atacar su condición de fugitivo y su acusación hasta que esté físicamente presente en esta jurisdicción (EEUU)”, aseguró el juez en los documentos de corte a los que tuvo acceso Efe.

El juez negó así una moción presentada en enero pasado por la defensa de Saab, acusado en Estados Unidos de conspirar para lavar dinero y de lavado de instrumentos financieros, al igual que su mano derecha, Álvaro Enrique Pulido, también colombiano.

Saab Moran es un fugitivo”, aseguró el juez en el fallo. Detalló que un acusado es prófugo “si intencionalmente evita el arresto huyendo, escondiéndose o permaneciendo ausente de la jurisdicción”.

Un hombre camina frente a un grafiti en el que se lee «Alex Saab somos todos» en Caracas (Venezuela). EFE/ Rayner Peña/Archivo

Luego de que la semana pasada el Tribunal Supremo de Justicia de Cabo Verde autorizara la extradición a Estados Unidos de Saab, los fiscales federales norteamericanos estiman que la extradición se hará efectiva antes de mayo.

Saab es solicitado por la Corte del Distrito Sur de Miami por el blanqueo de 350 millones de dólares. Sin embargo,las autoridades norteamericanas consideran al colombiano una pieza vital para obtener información relevante sobre la estructural criminal de la dictadura venezolana.

“El nombre del señor Saab aparece en acuerdos con Irán, en movimientos de dólares y de oro hacia Turquía; y en negocios opacos que pasan por España, Italia, Reino Unido, Rusia y Liechtenstein. Tiene mucha información sobre Venezuela y sus aliados y sobre negocios particulares de Maduro”, aseguró un investigador, bajo condición de anonimato, al diario colombiano El Tiempo.

“Saab es la cabeza de la estructura financiera de Maduro. A partir de diciembre de 2017, de diez dólares que maneja Maduro, ocho pasan por la estructura de Saab, ya sea para adquirir alimentos o monetizar oro en Turquía y Rusia”, agregó Carlos Paparoni, comisionado presidencial de Juan Guaidó Contra el Terrorismo y Crimen.

Un pequeño camión pasa junto a un grafiti con la imagen del rostro de Alex Saab, el 22 de febrero del 2021, en Caracas (Venezuela). EFE/Rayner Peña/Archivo

Es tal la influencia que tiene el empresario colombiano en el régimen venezolano, que ni Estados Unidos ni Colombia saben hasta dónde llegan la totalidad de las millonarias negociaciones que maneja en nombre de la dictadura de Maduro. Por eso, la información que tiene en su poder es altamente relevante y sensible. Maduro y su entorno lo saben. De ahí los incesantes esfuerzos para lograr la libertad de Saab.

Saab es solicitado por la Corte del Distrito Sur de Miami por el blanqueo de 350 millones de dólares. Sin embargo, las autoridades norteamericanas consideran al colombiano una pieza vital para obtener información relevante sobre la estructural criminal de la dictadura venezolana.

Saab está detenido desde junio pasado en Cabo Verde en razón de una orden de captura con fines de extradición solicitada por Estados Unidos.

De acuerdo con la acusación, Saab y Pulido lavaron hasta 350 millones de dólares que supuestamente defraudaron a través del sistema de control cambiario en Venezuela.

Según el Departamento de Justicia de EEUU, entre noviembre de 2011 y septiembre de 2015, Saab y Pulido se confabularon con otros individuos para lavar sus ganancias ilícitas y transferirlas desde Venezuela hasta cuentas bancarias en EEUU, razón por la que Washington dice tener jurisdicción en el caso.

(Con información de EFE)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *