Funcionarios de la División de Delitos del Cicpc detuvieron a cinco personas en Caracas por venta ilegal de medicinas. 

Así lo confirmó el director del organismo, Douglas Rico, en sus redes sociales. El agente precisó que los arrestos se efectuaron en dos plazas del oeste capitalino.

El primer procedimiento se realizó en la avenida Sucre, plaza Catia, municipio Libertador y resultaron detenidos Jorjelis Alexandra Bolívar y Scarleyh Michell Iriarte Rojas. 

cicpc-medicinas-divisas-estafas-delitos-
Cortesía: Douglas Rico

Rico señaló que los sospechosos comercializaron a través de Marketplace un medicamento denominado Human Albumin, cuya venta está prohibida en el país. 

Asimismo, el segundo operativo culminó en la plaza Madariaga, El Paraíso, donde fueron aprehendidos Yorwuin Yeyn Guevara, Yesmar Nahomi Rivero Guevara y Yelitza María Duran Daza.

Los apresados ofertaban ampollas de Meropenem, fármaco utilizado para tratar infecciones causadas por bacterias. 

El director del Cicpc puntualizó que los sospechosos quedaron bajo custodia del Ministerio Público del Área Metropolitana.

DE MEDICINAS A DIVISAS: OTRA ESTAFA ELECTRÓNICA

Días atrás, una comisión del Cicpc arrestó a un hombre en la avenida Urdaneta, Caracas, vinculado en la red de estafas electrónicas «Hola, soy María».

Trascendió que Irving Ramón Español Torres de 29 años, junto a dos personas, Bárbara Nailú Martínez, y un hombre sin identificar, gestionaron la venta fraudulenta de dólares a través de WhatsApp.

«Les suministraban cuentas bancarias, recibían el dinero y cortaban comunicación con los incautos, apoderándose Irving, de un porcentaje por el dinero estafado».

Los otros implicados en el delito se encuentran prófugos de la justicia y se presume que escaparon hacia Colombia.

El caso está siendo atendido por el Ministerio Público.

«HOLA, SOY MARÍA» CAMBIA DE NOMBRE

En los últimos años, diversos usuarios denunciaron haber recibido mensajes en redes sociales sobre la venta y compra de dólares.

Pese a que en un principio, los criminales respondían al nombre de «María», pronto se expandieron a otros seudónimos como «Ana, Jesús, Juan o Pedro».

LEA TAMBIÉN: Policía fue agredido por su novio en plena discoteca, pero no denunció

Según el periodista Javier Mayorca, estas formas de fraude comenzaron a hacerse virales hace tres años, cuando el mercado de divisas estuvo restringido por la Ley de Ilícitos Cambiarios. 

En tal sentido, la venta y compra de dólares se convirtió en una operación clandestina hasta que fue suspendida la legislación el 2 de agosto de 2018.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *