La oposición venezolana exigió este sábado la «libertad plena» para el exdiputado Juan Requesens, detenido hace tres años; acusado de un intento de atentado contra Nicolás Maduro y actualmente bajo arresto domiciliario.

«Han pasado tres años desde que el régimen decidió secuestrar al diputado Juan Requesens, sin haber cometido un delito, sin pruebas que respalden sus acusaciones falsas, violando su derecho al debido proceso, su inmunidad parlamentaria y sus derechos humanos», reza un comunicado difundido por el bloque antichavista.

Asimismo, reiteraron sus denuncias de que Requesens «ha sido torturado y sometido a tratos crueles e inhumanos», al igual que sus familiares; «quienes también han sido víctimas de un sistema corrupto y un régimen opresor».

LIBERTAD PLENA

Recordaron que durante los 1.096 días transcurridos desde el arresto, «la lucha por la democracia (…) se ha mantenido intacta».

Finalmente, afirmaron que, actualmente, Requesens «se encuentra bajo la medida de arresto domiciliario»; y añadieron que su proceso judicial «se encuentra lleno de vicios».

«Exigimos la libertad plena de él y de todos los presos políticos», concluyeron.

El padre del político, también llamado Juan Requesens, escribió en Twitter que su hijo «mantiene intacto el espíritu de lucha sin odio ni rencores, mirando hacia el futuro».

«Apuesta por la Venezuela que queremos con mensaje de esperanza, fortaleza y unidad», aseveró.

Por su parte, Miguel Pizarro, quien también comenzó su carrera política en el movimiento estudiantil, al igual que Requesens, subrayó en esa misma red social que al exlegislador «lo acusaron de delitos no cometidos».

«Negaron la visita de sus abogados y familia, difirieron su audiencia decenas de veces y pasó más de 2 años en los calabozos del régimen», apostilló Pizarro; integrante del partido Primero Justicia, del que también forma parte el exdiputado y el dos veces candidato presidencial Henrique Capriles.

LEA TAMBIÉN: TSJ en el exilio remite expediente a la CPI por violaciones de DDHH

El 28 de agosto del año pasado, Requesens salió de la cárcel para cumplir arresto domiciliario tras 752 días preso.

En aquel momento, su abogado, Joel García, explicó que al exparlamentario «le fue cambiado el sitio de reclusión» y se encontraba «en su residencia con custodia policial».

Requesens fue detenido y acusado de formar parte del fallido atentado que sufrió Maduro con un dron cargado de explosivos. Desde entonces y hasta que pasó a arresto domiciliario, permaneció detenido en El Helicoide; un centro del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin).

EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *